viernes, 29 de junio de 2012


Hubo un tiempo en el que echarte de menos era la penitencia que me toco cumplir por haberte amado hasta el infinito, la penitencia que me toco por rozar con la punta de los dedos el paraíso, hecho a base de capricho e imaginación.-No tienes idea de lo que  significa la amistad. Yo quiero más que eso.-Tú no sabes lo que quieres. Ni tú tampoco. Te asusta que alguien te desee y quiera estar contigo.- ¿Y por qué debería asustarme?+Porque no podrías refugiarte en tus libros, ni en tu telescopio, ni en tu fe. ¿Sabes por qué estas tan asustada? Porque también quieres estar conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario